Los amantes de Teruel

El diario de viaje se está alargando más de lo que me gustaría y por eso estoy aquí.

Aunque el mausoleo de los amantes de Teruel está en Teruel, quería dedicarle una entrada exclusiva. La historia en sí no es que me fascinara. Al final se ha explotado de una manera que ya no se sabe qué es verdad y qué se han inventado y, sinceramente, no me gusta que hagan de un hecho tan trágico “el mejor relato de amor de todos los tiempos”. Pero bué.

Lo que sí me llamó mucho la atención fueron las esculturas bajo las cuales están las momias de Isabel y Diego (¿Juan o Diego? No se aclaran, eh). Ambos tienen los brazos estirados en un intento de cogerse de las manos, pero no llegan a rozarse; sin embargo, si se observa la sombra que se proyecta bajo ellos, podemos ver que se cogen de las manos. Mi interpretación fue que en al vida terrenal no podían estar juntos, no podían corresponder su amor; pero una vez muertos, ya en el más allá, estarían juntos para siempre.

_MG_9649[Exif: 1/60 s; f/1.8; 50mm; ISO-200]

_MG_9650[Exif: 1/60 s; f/1.8; 50mm; ISO-200]

_MG_9652[Exif: 1/60 s; f/1.8; 50mm; ISO-200]

Las manos que nunca se agarraron.

_MG_9673[Exif: 1/60 s; f/1.8; 50mm; ISO-200]

Hay amores que simplemente perduran hasta cuando el tiempo ya ha muerto.

Nunca entenderé la rima que le sigue: “los amantes de Teruel: tonta ella y tonto él.” ¿Acaso el amor es cosa de tontos…? ¡Pues será que todos somos estúpidos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: