“Escuchar es más importante que hablar. Si esto no fuera cierto, Dios no nos hubiera dado dos oídos y una boca. Demasiadas personas piensan con su boca en vez de escuchar para absorber nuevas ideas y posibilidades. Discuten, en lugar de preguntar.”

Robert Kiyosaki.

_MG_5734a[Exif: 1/50 s; f/1.8; 50mm; ISO-100]

Oímos, pero no escuchamos. ¿Cuál es la diferencia? 

Se dice que escuchar requiere de una cierta intención por parte del receptor, mientras que oír significa que se percibe el sonido pero que no se está atendiendo a lo que el otro dice.

Esto pasa todos los días, a todas horas, en todos los lugares del mundo. La cantidad de personas que hay en el mundo, la de cosas que se dicen y la mayoría nos parecen ruido. Asentimos y nos preguntamos qué carajo habrá dicho, pero no somos tan valientes como para decir perdona, no te estaba escuchando porque me importa una mierda. 

Pero no sólo eso, ¡también hablamos más de la cuenta! ¿Cuántas veces hemos quedado con un amigo y le hemos soltado semejante monólogo que ni siquiera le hemos dado tiempo de decirnos hola? Suele pasar mucho. Primero nosotros y luego los demás. ¿Por qué iba a posponer mi discurso, mis ansias de expresarme para que otra persona suelte palabras por la boca como si yo quisiera escucharlas? A veces pensamos así.

Y, otra cosa: esa gente que discute por discutir, por no escuchar, por no dar la razón. Esa gente. Menos querer ganarlo todo, ¡que la avaricia rompió el saco!

No es que no sepamos escuchar, es que no queremos

Anuncios
Etiquetado , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: