Cristales

Siempre me he sentido como si estuviera muy lejos de ti, observándote desde la distancia. Aprendí a amar a una silueta distorsionada por un cristal empañado por mi respiración acelerada. Y es que esa persona que yo idealicé, ese saco de piel y huesos no era más que una mera fantasía que yo había creado en mi necesidad de sentirme querida. Tú no eras lo que yo veía. En absoluto. Pero un día, no sé cómo lo logré, pero rompí ese cristal que me impedía verte como verdaderamente eras. Y fue lo mejor que me pasó en la vida. 

_MG_5106[Exif: 1/400 s; f/1.8; 50mm; ISO-100]

Muchas veces tendemos a mirar el mundo desde el otro lado de un cristal, por miedo a conocer las cosas por cómo son y no por cómo queremos que sean. Prejuicios que crecen dentro de nosotros como un cáncer que debe ser extirpado lo antes posible. Esa barrera invisible que imponemos entre nosotros y el resto de personas que sean en lo más mínimo diferentes a nosotros es lo que hace que estemos tan ciegos. Somos ciegos que ven. Eso sí, vemos lo que queremos. Creamos la realidad a nuestro antojo. Eso está muy bien: ¡da rienda suelta a tu imaginación! Pero también tenemos que ser tolerantes, receptivos, comprensibles.

Vivir al otro lado del cristal no es bonito. El mundo está ahí fuera: descúbrelo.

Anuncios
Etiquetado , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: